fichas-producto

En este post no te vamos a hablar de cómo promocionar tu tienda online, lo que te vamos a contar va mucho antes de eso, está ligado al proceso de creación de tu tienda online y es uno de los pasos más importantes, cómo crear tu ficha de producto.

Para poder conseguir vender por internet tienes que poner especial atención a tu página de producto. Es algo que parece obvio pero, la mayoría de tiendas online no hacen, quizá porque es algo tedioso, ya que hay que subir muchos productos y da mucha pereza…

Pues ya puedes ir cambiando el chip porque la página de producto es el último paso que da el cliente justo antes de llegar al carrito y realizar la compra. También es un elemento muy importante para posicionarte entre los primeros resultados de búsqueda, si cumples todos los requisitos tendrás ventaja con respecto a tu competencia. ¿Te das cuenta ahora de lo importante que es hacer una ficha de producto de forma correcta?

Tienes que pensar que la persona que entra a tu web no puede ver ni tocar lo que quiere comprar, tenemos que lograr, con nuestra descripción y todos los elementos de que disponemos, que decida comprarnos. Por ello, para poder conseguir ese deseado checkout, se debe crear una ficha de producto persuasiva, capaz de convencer al cliente para que finalice el proceso de compra.

Una página de producto tiene que cumplir 2 objetivos:

1- Contener la suficiente información para crear confianza y convencer a nuestro cliente para que compre.

2- Conseguir que San Google muestre tu web cuando alguien esté buscando tu producto en lugar de mostrar el de tu competencia.

¿Cómo se puede lograr todo esto? Siguiendo los consejos que te vamos a contar a continuación. Si Añades correctamente cada uno de ellos tendrás contento a google. Recuerda que él es quién decide si, cuando alguien busca un producto, muestra el tuyo o el de tu competencia, así que más vale hacer las cosas a su gusto si quieres tener éxito con tu tienda.

¿Qué información debe tener tu ficha de producto?

Vamos a ver cada punto con un ejemplo, nuestro producto va a ser un bolso.

  • Nombre del producto: Esta es la carta de presentación de tu ficha de producto. Se debe identificar qué es lo que se quiere vender. Nuestro bolso es una bandolera marrón, por tanto el nombre del producto podría ser “Bandolera Reni Marrón”. Le estamos diciendo a Google que en esta página hay una bandolera color marrón, estamos utilizando las Palabra Clave Bolso Marrón para que cuando alguien busque ese producto, tu le has indicado a Google que tienes una página con ese nombre y se la mostrará.
  • Descripción. Recuerda que el cliente no puede ver el producto así que la labor de la descripción es que el futuro cliente entienda perfectamente que es lo que va a comprar. Aquí debes describir el producto, sí de acuerdo, para que el cliente sepa lo que van a comprar pero, sobre todo, debes de explicarles los beneficios que va a tener cuando adquiera tu producto, en que va a mejorar sus vidas.
    En la descripción no puede faltar la palabra que utilizará tu futuro cliente cuando busque el producto, en nuestro ejemplo “Bandolera marrón”
    Y, sobre todo, prohibido copiar la descripción del fabricante. Y tú dirás ¿Por qué si lo hace mucha gente? Pues  porque estarás duplicando contenido (seguramente tu proveedor tendrá una web donde muestre sus productos). ¿Y que hace Google con las webs con contenidos duplicados? Mandarlas al final de la cola. Siguiendo el ejemplo del bolso, vamos a crear su descripción: “Bolso bandolera cómodo y casual. Es muy práctico y combinable con todo tipo de prendas. El asa es regulable para llevarlo a tu comodidad.”
  • Fotos: El tamaño de la foto debe tener un lugar preferente en la página, es la información visual que tiene el cliente. Debe haber más de una y mostrar todos los ángulos del producto. En definitiva, las fotos deben cautivar al cliente para incentivarlo a realizar la compra.


ficha de producto


  • Precio: Que esté visible y junto al botón de compra. El precio es un factor determinante a la hora de realizar una compra.
  • Combinaciones: detallar y facilitar al cliente las combinaciones de tallas y colores posibles del producto. Facilítale el trabajo para que pueda elegirlo, mediante un desplegable para que elija la talla, añade unos cuadraditos con los colores posibles para que tenga que hacer un clic sobre el color elegido.
  • Disponibilidad: Es muy importante tener actualizado este punto porque puedes perder una venta. Queda de poco profesional decir que tienes algo en stock y que después no sea así y tengas que contactar con el cliente.
  • Días de envío. Informar debidamente al cliente de cuando recibirá su pedido.
  • Productos complementarios. El sugerir al cliente que hay un producto que puede complementar su compra puede llevar a que el cliente se lleve más de un producto. Volviendo al ejemplo del bolso, podemos ofrecerle la cartera que va a juego con el bolso.
  • Opiniones de otros clientes. Un cliente contento que deja una reseña positiva en tu web es uno de los mejores argumentos de venta que se puede tener, puede ser ese último empuje que haga que la compra se lleve a cabo.
  • Vídeo del producto. Este punto no es estrictamente necesario pero ya sabemos que cuanto más azúcar más dulce. No hay nada más esclarecedor que ver un vídeo del producto. En el caso de nuestro ejemplo del bolso, ver a alguien con el bolso puesto nos da la información de cómo queda y su tamaño real.

Como habrás podido comprobar en este post, montar una tienda online no es cosa de dos ratos, hay que dedicarle tiempo y esfuerzo si quieres obtener resultados y, sobretodo, asesorarte por un profesional cualificado.