las imagenes

¿Sabías que una persona que entra por primera vez en tu tienda online, tarda entre 7 y 10 segundos en decidir si seguir navegando o salir de ella?

Cuando entramos a una web por primera vez, nuestro cerebro la “escanea” rápidamente. Si en el primer vistazo, la web no nos ofrece lo que estamos buscando, acto seguido vamos atrás para entrar en el siguiente enlace. Así que, no descuides la imagen de ese primer vistazo, aquí es crucial causar una buena impresión. ¿Y qué es lo primero que llama nuestra atención en una web? Sin duda, las imágenes y el branding de la marca.

Pero la cosa no acaba ahí. Una vez el usuario ha decidido seguir en tu tienda online, pasaría a la siguiente fase, la de análisis de productos. Aquí una buena fotografía es vital, ya que debe sustituir el sentido de la vista en directo y del tacto. Ten en cuenta que para comprar un producto, queremos saber cómo es, su tamaño, su textura, etc. Como en una tienda online no tenemos físicamente delante el producto, la fotografía es la única “ventana” hacia la realidad. Los productos deben de verse como si los tuviéramos delante y pudiéramos tocarlos.

Además, si tus productos también se venden en otras tiendas, la fotografía puede ser una forma de diferenciarte de la competencia. ¿Has notado que tu competencia publica siempre las mismas fotos aburridas? ¡Sé original y ofrécele algo diferente a tus clientes! Llamarás mucho más su atención.

imagen en web

¿Te das cuenta de lo importante que es la fotografía para tu tienda online?

La calidad de la fotografía es lo que determina, generalmente, la imagen global de la tienda. Las fotos hablan de tu marca, deben comunicar lo que eres, la esencia y la identidad de tu marca. Una fotografía profesional generará confianza, algo muy importante para que la visita acabe en venta.

¿Y qué me dices de las fotos de equipo? ¡Olvídate de las fotos de archivo y da la cara! Ya sea una web corporativa o una tienda online, dar la cara con tus propias fotos humaniza mucho la marca. Enséñale al usuario quién está detrás, con quién está hablando o quién le va a atender. Que sea online no quiere decir que sea impersonal, todo lo contrario, haz que tus clientes se sientan cómodos y confíen en ti.

Y para completar este post, nuestro fotógrafo, Adrián Concustell, nos da los trucos infalibles para conseguir las mejores fotos en nuestra tienda online.

Adrián, ¿Cómo deben ser las fotos de nuestra tienda online?

¡Hola! Pues creo sinceramente que, al fotografiar un producto, no basta con que se vea bien y ya. Creo que la fotografía es mucho más que eso. A través de la fotografía transmitimos la imagen y la esencia de la marca, además del producto en cuestión, claro. Por eso, antes de nada, lo primero que hago es reunirme con los responsables de la marca. Para captar todo esto y, poder luego representarlo en la fotografía. Sólo así, conseguimos mantener una continuidad en el branding.

Y, para que la fotografía transmita profesionalidad, siempre deben de estar:

  1.  Acordes a la imagen de marca.  Detalles como, el ambiente que creamos para hacer las fotos, los colores o los modelos, son los que realmente nos diferencian.
  2. Bien iluminadas. La iluminación correcta es una de las cosas más importantes en la fotografía. El producto se debe apreciar en la foto como si lo estuviéramos mirando a plena luz del día en persona.
  3. Bien enfocadas. En la fotografía, nuestra mirada se debe de ir siempre al producto en venta. Aunque en la foto encontremos más detalles, el producto tiene que ser el centro de atención.
  4. Realistas. La imagen debe reflejar fielmente la realidad. Colores, dimensiones, detalles, etc. Y para esto, lo mejor es hacer varias fotos del producto desde diferentes ángulos, captando el detalle y el color exacto. Para captar las dimensiones, un truco es colocarlo junto otros productos de uso cotidiano. Y si se trata de ropa y complementos, siempre sobre algún modelo. De esta forma, el usuario se hará una idea del tamaño y como quedaría.
  5. Preparadas para web. Ya nos explicó Cris en su anterior post, que para mejorar el posicionamiento de la página, las fotos deben de ser ligeras pero con mucha calidad para que se vean correctamente.

Ahora que sabes todo esto, ¡ya no tienes excusa!.

Que las imágenes de tu tienda sean las que conquisten a tus clientes, no las que los ahuyenten 😉